Concurso fotográfico del Parque de las Ciencias de Granada – ¡Vótanos!

Como ya hemos comentado alguna vez, el Parque de las Ciencias de Granada es un lugar al que vamos muchos con nuestros hijos. Es un museo completamente interactivo, así que los niños pueden manipular todo lo que encuentran allí. Además, tiene zonas a cubierto o al aire libre, por lo que es un lugar ideal para los peques en cualquier momento del año y ellos disfrutan mucho, ya sea en las exposiciones temporales, en las las permanentes o simplemente correteando por allí.

Este año, el Parque de las Ciencias cumple su 17º aniversario y para celebrarlo ha organizado un concurso de fotografía amateur. Hasta el día 15 de mayo se podían enviar fotografías realizadas el día 12 (en que comenzaban las celebraciones del aniversario). El día 17, un jurado eligió las 50 mejores fotografías presentadas, que pasaron a la final, en la que el ganador se decidirá por los votos recibidos de los usuarios. Los comedores de perdices presentamos una fotografía y ha sido elegida y os animamos desde el blog a votar por ella si os parece bien. Es muy sencillo: tenéis que ir a la siguiente dirección:

http://concursofotografia.parqueciencias.com/concursofotografia/galeriaFotos.asp

Se carga una galería con 50 fotografías. La nuestra es la que aparece abajo (se titula “¿17 años ya? ¡Se me han pasado volando!“). Usáis la barra de desplazamiento para llegar hasta ella y hacéis clic en la estrella que aparece en la parte inferior de la foto y ¡voilá! Un voto para los comeperdices por el que os estaremos muy agradecidos. Y ya de paso, podéis echar un vistazo a todas las fotos a concurso, ya que hay algunas estupendas (aunque la nuestra nos parezca la mejor, claro ;)). La fecha límite para votar es el 30 de mayo (incluido).

Anuncios

El mejor colegio es el colegio público que está más cerca de casa

Ayer tuve la oportunidad de asistir el Parque de las Ciencias a una conferencia del psicopedagogo y dibujante Francesco Tonucci, del que hasta hace unos días no había oído hablar (no estoy nada puesta en educación).

Pocas veces he estado en una conferencia en la que haya estado de acuerdo al 100% con el conferenciante, pero ayer ocurrió. Nunca había oído tanta sensatez y obviedades en materia de educación infantil. Sé que no descubro nada a los expertos en educación… o quizá sí (a juzgar por los comentarios de algunos de los maestros asistentes).

En resumen os diré que a pesar de los múltiples cambios que ha sufrido la educación en los últimos 20, 30 o 40 años, la esencia sigue siendo la misma, los niños siguen siendo educados de la misma forma. Tonucci animó a los múltiples educadores que allí se encontraban a hacer un ejercicio de crítica e incluso a la desobediencia civil con el sistema educativo. No se trata tanto de quejarse sobre la falta de dinero, como de ser más imaginativos con los alumnos, trabajar las clases y no acomodarse en los libros de texto. Crear otra escuela pública es posible y la mayoría de las veces no es por falta de dinero.

A los padres nos recalcó la importancia de leer en voz alta a nuestros hijos, no solo cuentos, sino libros que duren más de un mes, que sea continuado… es la única forma de ayudarles a aprender a leer y a disfrutar de la lectura. Y, sobre todo, nos repitió aquello de intentar averiguar en qué sobresale nuestro hijo, potenciando sus capacidades, sin importar cuáles sean y sin imponer nuestros gustos o frustaciones, para conseguir una sociedad de adultos felices.

Nos dio un tirón de orejas también por no dar libertad a los chavales, aunque sean pequeños, de no dejar que se arriesguen ya que, en sus palabras, “nuestras ciudades no son tan peligrosas como creemos”. Nuestros hijos se acaban relacionando con los de nuestros amigos o los niños de la clase, un entorno siempre limitado por nosotros. Solo dándoles libertad de movimientos aprenderán de otras personas y en otros entornos por su cuenta.

Habló sobre otras muchas cosas, como la inutilidad de los deberes, la conveniencia de matricular a nuestros hijos en el colegio público más próximo, la necesidad de que jueguen y no asistan a cinco clases particulares distintas… muchísimo y muy sensato todo, en mi opinión. Os animo a escuchar la conferencia on-line, parece que la van a colgar pronto en la página Web del Parque de las ciencias.