Lapiceros para casa

Después de una Semana Santa muy intensa, una entrada cortita hoy para enseñaros unos sencillísimos lapiceros caseros.

Nos gusta mucho colorear en casa, especialmente a Julia, en quien cada día descubrimos más aptitudes artísticas. Desde que Pedro nació, a menudo nos han regalado materiales para colorear. Para tenerlos bien ordenados y que cada uno pueda tener a mano los que más les gustan, he acabado reutilizando estas latas de tomate. Me parecen mucho más bonitas que otros lapiceros comerciales.

Para que quedaran más resultonas, las he decorado con washi tape. ¿Todavía no sabes lo que es el washi tape?  Incluyo un par de enlaces que te dejarán boquiabierta. Seguro que pronto pides cinta japonesa para pegar en todos los rincones de casa.

Rincones de juego para niños

Hace tiempo que lo confesé en las redes sociales, pero ahora lo hago al mundo entero vía Comedores: sí, soy de las que cambian los muebles de sitio cuando cambia la estación.

En esta ocasión, el cambio fue antes de la primavera. Ha hecho mucho frío en enero y qué mejor que cambiar muebles para hacerme a la idea de que faltaba menos para la primavera. Ahí me tenéis sugiriendo al aire una tarde de domingo: “He estado pensando… Creo que podría cambiar esta estantería y hacerla más útil, ¿me ayudas a moverla?”. Obviamente la respuesta fue: “No, ¿para qué?”. Hombres. Menos mal que no me dejo amilanar fácilmente.

los libros de los niños

Y éste es el resultado, de estantería vertical a horizontal. Ahora tenemos una magnífica superficie al alcance de los niños para rotuladores, ceras, lápices, juguetes y cajas varias. Libros a mano y bien visibles. ¿Os gusta? De esta forma, tenemos todo el salón a disposición de la creatividad, a pesar de que al final del día está mucho más desordenado que antes 😉

Y vuestros hijos, ¿dónde juegan?