Ideas para Reyes: El Laberinto Mágico

Los juegos de mesa siempre han sido una estupenda forma de pasar el tiempo. Y como los hay para todas las edades, nunca nos faltará un buen título al que echarle mano para combatir el aburrimiento. Además, por las características de cada uno, sirven para reforzar determinados aspectos de la formación de nuestros hijos. Por ejemplo, para empezar a hacer sumas (sencillas), una partidita de La Oca en la que tengan que sumar los resultados de los dos dados que se lanzan (sumas sencillas que van de 1+1 a 6+6) viene muy bien.

El que hoy os comentamos en cambio, servirá para estimular su memoria pero sobre todo para pasar un rato muy divertido, porque es un gran juego. Se llama “El Laberinto Mágico” y su calidad (en todos los aspectos) se vio avalada en el año 2009 con la concesión del premio al juego del año infantil (Kinderspiel des Jahres, que por lo visto viene a ser el galardón de mayor prestigio entre los juegos de mesa infantiles).

En este juego (para 2 a 4 jugadores, a partir de unos 4 años) representamos el papel de magos que deben reunir cinco símbolos mágicos. ¡Pero no todo es tan fácil como parece! Hay muros invisibles que nos harán tropezar y tener que empezar de nuevo, y que pondrán a prueba nuestra memoria. ¿Recordará nuestro mago dónde estaba el muro contra el que chocó la última vez para así poder evitarlo?

Las reglas son extremadamente sencillas (para no liaros intentando explicarlas, os dejo este enlace, en donde las podéis consultar; ¡y en 3 idiomas!). El aspecto material y visual del juego es fabuloso. Las piezas (bloques para construir el laberinto, tablero de juego, peones de los magos, símbolos…) son de una calidad excelente y el aspecto gráfico del juego está muy cuidado. ¿Qué más se puede pedir?

En definitiva, ahora que se acercan los Reyes Magos, es una opción magnífica para que los pequeños pasen un buen rato; y también para pasarlo nosotros con ellos.

¿Qué mago conseguirá hacerse con el símbolo del anillo?

¿Qué mago conseguirá hacerse con el símbolo del anillo?

Anuncios

Plantar en casa con niños

¡Tenemos la primavera a la vuelta de la esquina y hay que ponerse ya manos a la obra! ¡Es hora de plantar!

Hace un año que disfrutamos de una huertecita ecológica en El huerto del tito, cerca de Granada. Hemos pasado todo el invierno con poca actividad y la verdad es que empezábamos a pensarnos si seguir o no con la huerta, pero ayer volvimos del campo con ánimos renovados y deseando empezar a sembrar. Este año no haremos tantos experimentos y nos centraremos en los “clásicos básicos” del verano: calabacín, tomate, pimiento, cebolla y poco más. Os animo a embarcaros en una huerta si tenéis posibilidad, hay pocas cosas tan satisfactorias.

Pero… no hace falta irse al campo para disfrutar de ver crecer las plantas. También se puede hacer en casa y, si estáis en España, es hora de ponerse en marcha. Solo necesitáis algunos tiestos, semillas y sustrato. Si estáis en otros países, podéis consultar los calendarios de plantación en foros como los de Infojardín.

Nosotros sacamos unos cuantos tiestos viejos del garaje para plantar mastuerzo (cortesía de nuestra amiga Linda), hierbabuena, albahaca y tomates cherry.

 

Podéis comprar sobres de semillas en multitud de sitios. Para mí fue una sorpresa ver que en la cadena de hipermercados Alcampo han incluido una gran variedad de semillas ecológicas de la marca Clemente Viven.

 

También suele haber una gran variedad, no ecológica, en supermercados como Lidl. En España puedes encontrar sustrato en cualquier floristería o incluso en las antiguas tiendas de Todo a cien.

 

 

 

Teatro de títeres (El ladrón de zanahorias)

Teatro de títeres casero, más casero imposible.

Nos pidieron el año pasado que participáramos en la Semana del libro en el cole de Pedro y otra mamá (maestra) y yo decidimos hacer un teatro de títeres para la clase. Buscamos por Internet una obra cortita, con poco texto. La otra mamá encontró una preciosa y muy fácil para improvisar, nos permitía hacer muchísimos chistes y también que los niños participaran todo el rato. En total duró unos 20 minutos. Podéis encontrar aquí la obra: El ladrón de zanahorias. O aquí.

La obra fue un éxito, tanto los niños como la maestra se rieron muchísimo y nosotras quedamos encantadas. Como retablo utilizamos una caja grande de cartón (de un frigorífico), que otra mamá de clase había forrado y preparado para otro teatrillo. La sujetamos con sillas de la clase por delante y por detrás y quedó perfecta. Es una lástima que nunca lleve la cámara a mano en estas cosas, porque quedó muy resultona.

Las marionetas las hicimos nosotras mismas con papel, cola y pintura. Cosimos unos trajes muy sencillos, en las fotos podéis ver cómo quedaron.

Por cierto, hemos tenido que repetirla unas cuantas veces más, siempre con la misma respuesta de los niños.

Cocinita casera con materiales reciclados

Julia jugando con la cocinita Me encanta la idea de reciclar, en especial para hacer cosas para los niños.

Hace un tiempo frecuentaba un foro en el que se daban mil ideas para hacer cocinitas para niños y poco a poco fui convenciéndome de hacer la mía.

Es muy sencilla porque tengo pocos materiales de bricolaje (por no decir ninguno, vaya) y no soy demasiado mañosa. Aún así, le están dando mucho uso a la cocinita y el coste ha sido casi cero. Hay verdaderas maravillas por ahí, la nuestra es de lo más básico.

La base es una mesita de noche con cajones que encontró una amiga que sabía de mi idea junto a un contenedor de la basura. Le quité los cajones y lo limpié todo muy bien. Luego fijé con clavos una balda suelta que tenía por casa a modo de encimera y sobre ella atornillé un plato de metal que compré en una tienda de Todo a 100 para que hiciera de fregadero. También atornillé sobre la balda y los laterales otras cosas viejas que había por casa a modo de cestos. Mi amiga, rotulista, me dio restos de vinilos y con ellos hice la vitrocerámica y adorné la parte baja como si fuera un zócalo. También le hice algunos mandos y un reloj con tapones usados y tiradores que compré muy baratos en una ferretería. Por último, cosí una cortinita rosa para la parte de delante que fijé con una goma en los laterales y ¡listo!

Os dejo algunos enlaces para que hagáis la vuestra con lo que vayáis encontrando y tengáis por casa:

Cocinita 1

Cocinita 2

Muñeca de trapo fácil

No hago propósitos de año nuevo, así que no diré que voy a actualizar el blog cada semana (ni pensar cada dos o tres días), pero sí me estoy planteando poner algunas cosas más. Me gusta colgarlas en FB y que mis amigos vean lo que hacemos en casa, así que intentaré ponerlas aquí también.

Esta muñeca se la hice a Julia el año pasado, me hacía ilusión que tuviera una muñeca casera y no una fría muñeca de plástico (de las que seguro se enamora más adelante). Encontré una muy fácil en la Web de Martha Stewart, aunque el resultado final es mejorable (mejor no hablar del costurón en la yugular de Aurora). Espero repetirla pronto con otro color de pelo y vestido, a ver si esta vez mejoro la versión inicial. El patrón está en inglés, pero es bastante intuitivo seguirlo. Creo que le puse más relleno que las que aparecen en el vídeo y me da la impresión de que así el resultado es mejor.

Le hice una falda de tul como otra que le había hecho a Julia, basándome en una idea del libro Disfraces divertidos para niños del que ya os hemos hablado en otras ocasiones. A ella le encanta ponerse la falda cuando juega con Aurora.

¡A ver cómo os salen las vuestras!

Disfraces divertidos para niños

Ahora que estamos en pleno Carnaval, les ofrecemos un libre con muchas ideas para disfrazar a los más pequeños: DISFRACES DIVERTIDOS PARA NIÑOS: 35 IDEAS DIVERTIDAS PARA DISFRAZ AR A LOS MAS PEQUEÑOS, de Emma Hardy. En él encontrarán muchísimas ideas para confeccionar disfraces en casa y que sus hijos se vistan con sus motivos preferidos: superhéroes, animales, princesas… Por supuesto, se incluyen unas precisas y sencillas instrucciones para confeccionarlos y siempre con materiales parecidos y fáciles de encontrar: más allá de un poco de fieltro y velcro, casi todo se puede encontrar en casa.

El libro se divide en 5 secciones: Animales e insectos, Aventureros, Cuentos de hadas y canciones infantiles, Disfraces clásicos y Halloween, más una útil sección final con indicaciones para aprender las técnicas que se explican (trabajar con patrones, confeccionar prendas básicas, etc.). En cada disfraz se incluyen varias fotografías generales y una por cada paso de confección, además de consejos y la necesaria lista de materiales. Y acompañan al libro dos hojas desplegables con TODOS los patrones necesarios de todos los disfraces y a tamaño real, para no dejar nada a la improvisación.

En definitiva, si gustan de disfrazar a sus hijos en estas fechas (o en cualquier otra) y no quieren recurrir al típico disfraz comprado, aquí encontrarán una gran cantidad de ideas para seguir al pie de la letra o para tomar como inspiración. Un libro tremendamente práctico.

(Puedes hacer clic en las imágenes para verlas a mayor tamaño).

“Arquitectura escrita” en el Parque de las Ciencias

Merece mucho la pena visitar la exposición temporal “Arquitectura escrita” del Parque de las Ciencias. En ella, alumnos de varias facultades de arquitectura (de Granada y Munich principalmente) han trasladado a maquetas su visión de distintos edificios o ciudades que se nombran en varios libros de la literatura universal. Así tenemos desde la bíblica Torre de Babel a La biblioteca de Babel de Borges, pasando por Platón, Plinio, Las Mil y una noches, tratados de arquitectura del S. XVII, Rabelais, Stoker, Kafka y muchos más. Algunas más inspiradas, otras menos, todas curiosas, algunas magníficas. En especial nos gustó una de las 3 representaciones que de la citada Biblioteca de Babel se exponían. Con una sencilla pero acertadísima solución resuelve la posible infinitud del lugar.

Cada maqueta está acompañada por un breve texto explicativo, en inglés y español, y por bellas ediciones históricas de las obras en las que se basan, en distintos idiomas, por lo que el valor e interés de la exposición es doble, no sólo reside en los modelos.
Y como todo en el Parque de las Ciencias, queda un espacio para los niños. En la parte superior de la exposición disponen de mesas con bloques de madera para armar las estructuras que deseen, como la que aparece en la foto, que fue la que nosotros hicimos (la calidad es mala, mi móvil no está pensado para la fotografía). Cuando se va con hijos pequeños, estos detalles son importantes y se agradecen, os lo aseguro.

Vídeo promocional de la exposición

Arquitectura escrita

EXPOSICIÓN TEMPORAL

Parque de las Ciencias
Granada.

Noviembre 2010 – Marzo 2011